• La estructura simple, robusta y liviana de los cabezales de girasol Dominoni garantiza un funcionamiento perfecto e inalterable a lo largo del tiempo, reduciendo al mínimo las intervenciones de mantenimiento.

    Los grupos recolectores se fijan fácilmente al bastidor robusto y cuentan con cajas herméticas y con una sola cadena de recolección.

    El corte de la planta de girasol se realiza mediante 4 cuchillas giratorias, que se pueden sustituir fácilmente, permitiendo una velocidad de trabajo sumamente elevada.

    Enganche intercambiable.
    Gracias al kit de enganche, los cabezales de girasol se pueden montar fácilmente en diferentes tipos de trilladoras.

    Las largas puntas separadoras abatibles para el transporte facilitan la recolección de los productos encamados.

    El sinfín transportador de gran diámetro con espiras profundas de paso variable cuenta con paletas regulables que garantizan una alimentación gradual y continua.

    Los capós cóncavos e inclinados hacia atrás permiten deslizar el producto que cae hacia el sinfín transportador reduciendo de este modo al mínimo las pérdidas.

    El picador se apoya en un muelle potente que permite que el picador flote encima del suelo siguiendo la forma del campo incluso en superficies irregulares. Gracias a un sistema nivelador el ángulo de corte se mantiene constante sin importar la altura del corte.

    El uso de componentes y materiales de alta calidad y la adopción de sistemas de fabricación simples pero funcionales permiten que los cabezales Dominoni sean un aliado ideal para la recolección del girasol.